Dolores del mundo

1FF973F3-043C-40F3-80DF-4DB5EEC0B1AA

Soñar que tienes que leer “Dolores del mundo”, de El amor, las mujeres y la muerte. Y en leerlo, encontrar un mensaje.

Anuncios

MARUGENIA #35

MaruGenia35

Y ¿agora que estamos a pique de ser pastores, para pasar cantando la vida, como unos príncipes, quiere vuesa merced hacerse ermitaño? Calle, por su vida, vuelva en sí, y déjese de cuentos.

Dedicado a Carlos Wamba, que con su marcha pasó del logos al mito.

CARLOS WAMBA – in memoriam

Carlos Wamba

Las peritas de San Juan.
“Yo tengo un amigo”.
El té blanco y Albert Pla.
Los gatos pintores.
Diálogo en el infierno entre Maquiavelo y Montesquieu.
Los Lieder de Schumann.
Aquella coral misteriosa de Schubert.
El africano albino.
El ciego.
La Feria de Abril.
El convento de San Tártaro en el desierto.
“Te estoy mirando”.
Las traducciones simultáneas alemán-español.
Los bombones en verano.
Las excursiones a la playa.
Los descansos de los miércoles.
Las adivinanzas musicales.
La Teoría Hilemórfica de Aristóteles.
La desdramatización por teléfono.
El champú para niños.
El pelo enredado por las mañanas.
La columna del salón.
Los dientecitos de ratón.
El descubrimiento de la lentitud.
Los ojos azules más claros del Universo.

Y al final
uno no se casa con su maestro,
pero tampoco lo olvida.

MARUGENIA #34

907E5BB6-FB41-45C1-9A15-2276E58DC673

Ahora que la librera de la Botica de lectores, la que pertenece a esta mi querida Sevilla, anda, a lo que se dice, promoviendo la caracterización de nuestro lector, o mejor, nuestro lector voraz, o mejor, el nuevo personaje de La tira de la Botica, que fue en esta cliente y casi familia quiero dejar aquí consignado, a modo de confesión y solo la literatura sabe, que no yo, con qué destino, todo lo que sé y recuerdo de aquel querido lector que llenó toda la más entrañada sección dominical, que fue mi verdadero guionista, la base de todas las tiras, las mías, las de MaruGenia. 

CANDELA CUMPLE 9 MESES

Candela 9 meses

Es muy divertido verte crecer. Compartir cosas, verte ampliar tu mundo, moverte, articular intentos de palabras, celebrar sabores, elegir juguetes favoritos. Ahora vamos a vivir juntas tu primer verano, vamos a desafiar al sol para mantenernos blancas como la nieve, vamos a pasar frío en la montaña y calor en Andalucía. Y poco a poco, llegaremos a los diez y habremos tachado en nuestra lista unas cuantas primeras veces. Mientras tanto, seguiremos jugando con los patitos de goma en el baño como si fuera la primera vez.