LA REVOLTA

Salir de casa aún de día. Libretas, rotuladores, acuarelas, un poco de todo por si acaso. Pensar en aquella casa amarilla que se vendía y que siempre fantaseaba con comprar, que se me adelantaron y la convirtieron en un restaurante y que nunca he estado. Un té negro con naranja y canela, una porción de pastel de zanahoria, música. Y las horas se me pasaron volando.

Revolta

Todo para no perderme a mí misma.

Anuncios

LA PESTE

Necesito que firme este documento.

La peste 2

Rotuladores Copic y Faber Castell y mucha, mucha paciencia. El original está a la venta aquí.