Perro es un gato simpático

Perro es un gato simpático (blog)

Todo el mundo adora a los gatos porque son mimosos y se dejan querer. Eso no funciona con Perro. Cada vez que él ve una mano venir, lo interpreta como una terrible amenaza, un enemigo al que hay que exterminar. Y por eso tengo mi brazo lleno de marcas, porque no puedo evitar provocarlo.

¿Queréis saber lo mejor de todo? Que está castrado. Me imagino a la veterinaria recibiendo el dinero que tanto me cuesta ganar y descojonándose ante la idea de devolverme un gato tan entero como se lo entregué. No ha perdido nada de vitalidad y sigue tan acelerado y juguetón como antes de aquella visita al doctor. Y, desde luego, me alegro. Pero no volveré a aquella clínica nunca más.

Anuncios

Perro

Mi gato

Llegó a casa siendo salvaje. No había quien se acercara a él. De ahí a ocupar más sitio que yo en la cama solo había un paso. Ahora no puedo vivir sin él.