CANDELA YA TIENE 8 MESES

Este mes vengo con retraso. Debería haber escrito este post el 14 de mayo, pero ciertas circunstancias personales y laborales (unas muy tristes y las otras que no falten) me han impedido estar al día con el blog. No en vano, el domingo posterior al fin del a Feria del Libro de Sevilla no hubo viñeta de MaruGenia. No me apetece entrar en detalle, pero si me lees y te apetece poner una vela en su memoria, te lo agradeceremos mucho tanto ella, en paz descanse, como yo.

Sin embargo, aunque un poco tarde, no quería dejar pasar el mes sin el tradicional retrato de Candela. Aquí está ella, con los pequeños rizos que empiezan a nacerle detrás de las orejas, con su primer diente ya a la vista (tiene dos y otro a punto de nacer) y con una sonrisa que… sí, lo llena todo, no me canso de mirarla, bla, bla, bla, pero para ser sinceros, es la que le sale cuando ve en la tele a Juanra Bonet, porque resulta, por si te pasa lo mismo que a mí y no lo sabías, que si te enganchas a un concurso de la tele con un bebé en casa, el bebé también se acaba enganchando y se pone feliz cuando llega la hora y aparece el presentador. La sombra del mito de la mala madre planea sobre mi cabeza, qué le vamos a hacer. Tan pequeña y ya hipnotizada por la televisión. Mea culpa, vale, pero jolines, qué sonrisa.

8 meses

Anuncios

DO DE PECHO. EN EL PARQUE

Que si por qué no le das el pecho, que si está todo el día enganchada, que si usa tu teta de chupete, que si se va a poner muy gorda, que si no se sacia, que si tienes poca leche, que si tu leche no alimenta, que si mejor le das un apoyo, que si le das biberón es que mucho no le querrás, que hasta cuándo le vas a dar el pecho…
Por favor, déjennos en paz.

Do de pecho 2

UNIVERSITAT DE BARCELONA 5

Universitat de Barcelona Lalinilla

Este es el segundo sketch del claustro de letras de la Facultad de Filología de la Universitat de Barcelona visto desde el aula 102B. Esta vez he usado rotuladores Faber-Castell. Todavía no consigo hacerle justicia al reflejo de la luz en las paredes. Tendré que volver a repetirlo 🙂